Wednesday, August 19, 2009

Tipeo con una sola mano........El baile de Irene Némirovsky

El Baile Irene Némirovsky




"Volvió a acechar por la ventana; el cristal se empañó bajo sus labios; lo frotó con fuerza, y de nuevo pegó la cara. Al final, inquieta, abrió los dos batientes de par en par. La noche era pura y fría. Ahora veía claramente, con sus penetrantes ojos de catorce años, las sillas dispuestas a lo largo de la pared, los músicos alrededor del piano. Permaneció inmobil tanto rato que ya no se notaba las mejillas ni los desnudos brazos. En cierto momento llegó a sufrir la alucinación de que no había ocurrido nada, que había visto en sueños aquel puente, las negras aguas del Sena, las tarjetas de invitación rasgadas esparciéndose al viento, y que los invitados iban a entrar milagrosamente, dando comienzo a la fiesta. Oyó dar los tres cuartos, y luego las diez...Las diez...Entonces se estremeció y se deslizó fuera del cuarto. Se dirigió al salón, como un asesino novato atraído hacia el lugar del crimen. Atravesó el pasillo, donde dos camareros bebían champán directo de las botellas. Llegó al comedor. Estaba desierto, con todo preparado, con la gran mesa dispuesta en el centro, rebosante de carnes de caza, de pescados en gelatina, de ostras en fuentes de plata, adornada con encajes de Venecia, con las flores que enlazaban los platos, y la fruta en dos pirámides iguales. Alrededor, los veladores con cuatro o seis cubiertos donde brillaba el cristal, la porcelana fina, la plata corlada. Más adelante, Antoinette jamás llegó a comprender cómo se había atrevido a cruzar así, en toda su longitud, aquella gran habitación de luces rutilantes. En la puerta del salón vaciló un instante y luego divisó el gran canapé de seda en el gabinete contiguo; se tiró al suelo de rodillas, se deslizó entre la parte posterior del mueble y las colgaduras con vuelo; había el espacio justo para permanecer allí apretando brazos y piernas contra el cuerpo, y si asomaba la cabeza veía el salón como un escenario de teatro."




Irene Némirovsky (Kiev, 1903-Auschwitz, 1942) recibió una educación exquisita, aunque tuvo una infancia infeliz y solitaria. Tras huir de la revolución bolchevique, su familia se estableció en París en 1919, donde Irène obtuvo la licenciatura de Letras en la Sorbona. En 1929 envió su primera novela, David Golder, a la editorial Grasset, dando comienzo a una brillante carrera literaria que la consagraría como una de las escritoras de mayor prestigio de Francia. Pero la Segunda Guerra Mundial marcaría trágicamente su destino. Deportada a Auschwitz, donde sería asesinada igual que su marido, Michel Epstein, dejó a sus dos hijas una maleta que éstas conservaron durante decenios. En ella se encontraba el manuscrito de Suite francesa, cuya publicación en 2004 desencadenó un fenómeno editorial y cultural sin precedentes: la novela se tradujo a treinta idiomas, obtuvo numerosos premios -entre ellos el Premio Renaudot, otorgado por primera vez a un autor fallecido- y fue uno de los libros más leídos en casi todos los países donde se publicó, con más de un millón de ejemplares vendidos en todo el mundo. En España fue galardonada con el Premio del Gremio de Libreros de Madrid y también cosechó un sorprendente éxito comercial, con más de 90 mil ejemplares vendidos en España y Latinoamérica.
.
.
"El Baile" todavía anda por toda la casa, porque está siendo leído por varios al mismo tiempo.
.

7 comments:

ale said...

querida lucia...GRACIAS!!!por enriquecernos con todo ésto...poder tener y leer un fragmento y tambien con la biografía es muy muy tentador!!!...te digo que todos que sepa que vayan a la cumbre los voy a mandar a tu librería...!!!! te mando un beso gigante !!!!!!!!!!!!!!!!!!

Georgina said...

Hola Lucia! te vi entre mis seguidores y me encanto tu blog! las fotos de tu libreria dan ganas de internarse ahi a leer un rato, muy acogedor. Voy a visitarte seguido para agendar libros a mi lista de lectura :)
Besos!

VeroViva said...

Que lindo blog, pero muchas más lindas las fotos de la librería. Me dan ganas de viajar y conocerla.

Lucia Olazabal said...

Bueno, les cuento a las tres, que son nuevas amigas del blog, que Tejados Verdes, cerro sus puertas en abril ultimo, pero no su corazon ni su alma, que siguen aca en este espacio magico. Gracias por pasar y dejar sus comentarios; me encantan sus blogs!

VeroViva said...

Uh, que pena.
Mi papá es la tercera vez que tiene que achicar su librería, se resiste a cerrarla después de 45 años.
Para su última mudanza me encargaron un cartel que decia "la librería es una de las pocas evidencias que tenemos de que la gente sigue pensando"

mercedes de la jara said...

Lucia cuanta buena lectura hay por estos lados !!

Lucia Olazabal said...

perdon por la tardanza, estaba sin compu!
vero: tu papa es un gran sabio!!